Tiburon ballena comiendo

¿Por qué es incorrecto el nombre de tiburón ballena?

Aunque estas enormes criaturas marinas se denominan “tiburones ballena”, en realidad no son ballenas, sino tiburones que se alimentan por filtración, a los que se suele llamar “gigantes amables”. También son los peces más grandes del mundo, ya que llegan a medir hasta 12 metros de largo.

Los tiburones ballena son filtradores y no pueden morder ni masticar.  Pueden procesar más de 6.000 litros de agua por hora a través de sus branquias.  Aunque su boca puede estirarse hasta un metro y medio de ancho, los dientes del tiburón ballena son tan diminutos que sólo pueden comer pequeños camarones, peces y plancton utilizando sus branquias como filtro de succión.

Los tiburones ballena se encuentran en todos los océanos templados y tropicales del mundo, excepto en el Mediterráneo. Pueden migrar miles de kilómetros a diferentes zonas de alimentación, pero sólo a una velocidad de nado lenta de unos 5 kilómetros por hora.

Su hogar oceánico también está en peligro. Desde el cambio climático que calienta el agua -afectando tanto a los hábitats como a las presas y a los cambios de población de los tiburones- hasta la contaminación por plásticos, que podrían causar enredos o ser ingeridos, especialmente por los tiburones filtradores.

Datos del tiburón ballena

Aunque estas enormes criaturas marinas se denominan “tiburones ballena”, en realidad no son ballenas, sino tiburones que se alimentan por filtración, a los que se suele llamar “gigantes amables”. También son los peces más grandes del mundo, ya que llegan a medir hasta 12 metros de largo.

Los tiburones ballena son filtradores y no pueden morder ni masticar.  Pueden procesar más de 6.000 litros de agua por hora a través de sus branquias.  Aunque su boca puede llegar a tener un metro y medio de ancho, los dientes del tiburón ballena son tan diminutos que sólo pueden comer pequeños camarones, peces y plancton utilizando sus branquias como filtro de succión.

  Ballena asesina vs tiburon blanco

Los tiburones ballena se encuentran en todos los océanos templados y tropicales del mundo, excepto en el Mediterráneo. Pueden migrar miles de kilómetros a diferentes zonas de alimentación, pero sólo a una velocidad de nado lenta de unos 5 kilómetros por hora.

Su hogar oceánico también está en peligro. Desde el cambio climático que calienta el agua -afectando tanto a los hábitats como a las presas y a los cambios de población de los tiburones- hasta la contaminación por plásticos, que podrían causar enredos o ser ingeridos, especialmente por los tiburones filtradores.

Tiburón ballena comiendo humanos

El pez más grande del mundo es el grácil e inofensivo tiburón ballena. Aunque alcanzan el tamaño de un autobús escolar, los tiburones ballena se alimentan de plancton y huevos de peces diminutos, que filtran mientras nadan lentamente con sus gigantescas bocas abiertas. Son una de las tres únicas especies de tiburones que se alimentan por filtración.

El pez más grande del mundo es el elegante e inofensivo tiburón ballena. Aunque alcanzan el tamaño de un autobús escolar, los tiburones ballena se alimentan de plancton y huevos de peces diminutos, que filtran mientras nadan lentamente con sus gigantescas bocas abiertas. Son una de las tres únicas especies de tiburones que se alimentan por filtración.

A diferencia de los otros grandes tiburones, que dan a luz a un pequeño número de crías muy grandes, los tiburones ballena dan a luz a cientos de crías muy pequeñas (aproximadamente 20 pulgadas/45 cm).  Y lo que es más interesante, después de la fecundación interna, la hembra del tiburón ballena produce cajas de huevos duras y reforzadas, pero las mantiene a salvo dentro de su abdomen hasta que eclosionan, momento en el que da a luz en vivo.  La energía requerida para producir las innecesarias cajas de huevos podría quizás ser mejor utilizada para producir más crías, aunque es posible que en algunas circunstancias, la hembra deposite sus huevos para que eclosionen por sí mismos.

  Tiburon ballena desde cancun

Tiburón ballena comiendo krill

El tiburón ballena se alimenta de una gran variedad de presas planctónicas (microscópicas) y nectónicas (de mayor tamaño que nadan libremente), como pequeños crustáceos, peces de cardumen y, ocasionalmente, atún y calamares. Además, el fitoplancton (plantas microscópicas) y las macroalgas (plantas más grandes) pueden formar parte de la dieta.

A diferencia de la mayoría de los vertebrados que se alimentan de plancton, el tiburón ballena no depende del movimiento lento hacia delante para hacer funcionar su mecanismo de filtración. Más bien, se basa en un versátil método de alimentación por succión, que le permite atraer el agua a la boca a mayor velocidad que estos filtradores dinámicos, como el tiburón peregrino. Esto permite al tiburón ballena capturar presas nectónicas más grandes y activas, así como agregaciones de zooplancton. Por lo tanto, el tiburón ballena puede ser más dependiente de agregaciones densas de organismos de presa.

Las mallas filtrantes más densas de este tiburón actúan como filtros más eficientes para las tomas de succión cortas, en contraste con los sistemas de flujo a través del tiburón peregrino. Los tiburones ballena se ven siempre alimentándose pasivamente en posición vertical o casi vertical con la cabeza en la superficie o cerca de ella.

  Tiburon ballena en honduras
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad